Turbidez del agua: ¿Con qué nos podemos encontrar?

Turbidez del agua: ¿Con qué nos podemos encontrar?

Existen varios parámetros que se usan para medir la calidad del agua potable que llega hasta los hogares del país. Uno de ellos es la turbidez, que se mide como el grado de transparencia que tiene el agua y que va disminuyendo por la presencia de partículas en suspensión. Por lo tanto, entre más sólidos en suspensión haya en el agua, menos transparente será. 

Debido a la turbidez del agua, muchas personas evitan tomar este elemento tan vital para el ser humano de manera habitual. Afortunadamente existen maneras de mejorar tanto su aspecto como su sabor y así disfrutarla de forma segura junto a tu familia.  

¿A qué se debe la turbidez del agua?

La turbidez ocurre cuando existe una alta concentración de arcilla, tierra, algas u otro tipo de materias inorgánicas en el agua que llega hasta tu casa. Este tipo de elementos oscurecen el aspecto de los líquidos, que es la principal característica del agua turbia. 

En Chile, existen parámetros de calidad que las compañías proveedoras deben cumplir para garantizar a la población que el agua potable sea segura. Sin embargo, hay factores externos que pueden empeorar su calidad y convertirla en más turbia, a pesar de los controles que la ley establece. 

Entre esos factores se pueden encontrar, por ejemplo, el aumento de la temperatura, el deshielo en los glaciares (que promueve los deslizamientos de tierra y el desplazamiento de lodo más sedimentos hacia los ríos) y los sistemas frontales. 

¿Es peligrosa el agua turbia?

Los altos niveles de turbidez del agua proveen a los patógenos las condiciones ideales para alimentarse y sobrevivir. Si consumes este tipo de líquido turbio sin el tratamiento adecuado, como por ejemplo, desde un pozo o punteras, podrías sufrir algún tipo de enfermedad gastrointestinal. 

Si bien la normativa chilena se encarga de regular los niveles de turbidez del agua potable para que esta pueda consumirse sin problemas, nunca está de más tomar precauciones para bajar la turbidez y así asegurarte de consumir agua de la mejor calidad.

¿Cómo bajar la turbidez del agua?

Si te preguntas, ¿cómo bajar la turbidez del agua? La respuesta es sencilla: instalando una carcasa con filtro diseñada para este tipo de problemas. Gracias a esto, mejorarás la calidad del agua potable que llega a tu casa, disminuyendo la turbidez. 

Las carcasas tienen conexiones de entrada y salida a través de las cuales pasa el agua hacia el filtro. Son fáciles de instalar y desmontar, por lo que puedes limpiarlas y hacer el cambio de filtro sin ningún problema. 

Cada carcasa ofrece flujos de servicio y presión distintos, mientras que los filtros, dependiendo de qué problema tienes en casa, permiten eliminar partículas finas o gruesas. 

Entre los filtros disponibles en Vigahome se encuentran:

  1. Filtros para partículas muy finas (invisibles al ojo humano). En este caso, te convienen los  Mientras más pequeño sea el tamaño de la micra, mayor capacidad de retención tendrá el filtro.
  2. Filtros para partículas finas (como barro o arena). Los  son la mejor alternativa si es que tu agua llega con barro o arena, ya que están diseñados para filtrar partículas de mayor tamaño. Están indicados especialmente para disminuir la turbidez en casas con pozo o norias.
  3. Filtros para partículas gruesas: Por último, los  son ideales para retener partículas gruesas mayores a 100 micras, por ejemplo, piedras pequeñas, arena y materia vegetal.

Como puedes ver, en  que llega a tu hogar. Dependiendo del tamaño de las partículas que estén presenten en este líquido, podrás elegir el filtro adecuado para combatir ese problema y así disfrutar de una agua de mejor calidad en casa. 


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Buscar en Vigahome

Carro de Compras

Su carrito actualmente está vacío.