3 métodos para tomar agua directo de una vertiente

3 métodos para tomar agua directo de una vertiente

3 métodos para tomar agua directo de una vertiente

Tomar agua es esencial para tu cuerpo. Cuidar el agua que tomas, también. Diversas son las sustancias que pueden encontrarse en el agua (aluminio, arsenio, fluoruro, toxinas), sustancias que es mejor evitar en el largo plazo. 

Esto no significa que al ir de camping o en una larga caminata no puedas ingerir agua desde una vertiente sino que es recomendable seguir ciertos criterios para hacerla más apta para el consumo humano. 

En este artículo, te explicaremos tres métodos que te ayudarán a potabilizar el agua y así quitarle los microbios o parásitos que pudieran existir en ella. 

Técnicas para tomar agua directo de la vertiente de manera segura

Para deshacerte de los microorganismos que pueden resultar dañinos para tu salud, te presentamos tres técnicas: hervir el agua, desinfección química y filtro de agua outdoor.

1. Hervir el agua

Para potabilizar el agua a través de este método, es necesario que llegue a una temperatura de 100º centígrados () para que así las bacterias desaparezcan o, al menos, se inactiven. Es importante que dejes que el agua hierva al menos durante 5 minutos. 

Además, debes cuidar que otras fuentes de contaminación no la afecten. Por ejemplo, evita el contacto del agua con tus manos y revisa que los utensilios o elementos donde la pondrás estén debidamente limpios. Siguiendo esto último, es recomendable que utilices para almacenarla el mismo recipiente donde la herviste, para asegurarte de que esté higienizado correctamente.

2. Desinfección química

Este proceso es un poco más complejo. Puedes utilizar yodo o cloro. Si vas por la primera opción (eficaz contra virus, bacterias y microorganismos, pero más costosa que el yodo), puedes usar pastillas de yodo, tintura de yodo o povidona yodada, siguiendo atentamente las indicaciones que se indiquen en los productos.

Si, en cambio, decides utilizar cloro, debes fijarte que el hipoclorito sódico (no perfumado ni con jabón) que elijas tenga una etiqueta que diga que es apto para la cloración del agua de bebida. 

El procedimiento más habitual es utilizar hipoclorito sódico al 5% o con pastillas de dicloroisocianurato de sodio. Después de aplicarlo, tienes que mezclar bien el agua y dejar que repose durante 30 minutos. 

3. Filtro para agua outdoor

Es el método más sencillo. El agua filtrada es una buena opción no solo para tu salud sino también para el cuidado del entorno. Utilizar un filtro de agua outdoor aporta numerosos beneficios:

  • El agua filtrada suele tener mejor gusto y olor.
  • Colaborarás con el cuidado del medioambiente, porque no generarás residuos plásticos (una gran o botellas plásticas en tu día a día). 
  • Ahorrarás dinero, porque no necesitarás comprar agua mineral cada vez que salgas a hacer trekking, camping, montañismo o sencillas caminatas por la naturaleza.
  • Harás un buen aprovechamiento de todos los minerales que posee el agua.

El filtro para agua Outdoor Ultrafiltración de Vigahome es una gran opción para los amantes de las largas caminatas en la naturaleza. 

Este filtro para agua hará que puedas tomar agua directamente desde una vertiente pasándola por este filtro móvil y práctico que eliminará bacterias, microbios, parásitos y compuestos orgánicos.

No importa si es de un río, vertiente o fuente de agua, esta opción será tu aliada para hidratarte de manera segura. 


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Buscar en Vigahome

Carro de Compras

Su carrito actualmente está vacío.